Talavera Ortellado S.A.

Paraguay es atractivo para inversionistas extranjeros

9 Dic, 2022

Desde la mirada de los inversionistas extranjeros, Paraguay resulta muy atractivo si consideramos que la mayor parte del crecimiento del sector de la construcción está impulsado por el capital privado, aunque la inversión pública es importante. A la fecha, se tienen registros de inversiones de empresarios extranjeros provenientes de países como España, Argentina y Bolivia, entre otros.

En su conjunto, el crecimiento en el sector también genera un círculo virtuoso: a medida que más se construye, la gente obtiene acceso a viviendas y esto incide en el otorgamiento de créditos por parte de los bancos.

La inversión en infraestructura es una apuesta a futuro

En el análisis económico, resulta contundente el siguiente indicador: cuando está creciendo el sector de la construcción es porque hay confianza a largo plazo. Por definición, la inversión en infraestructura es una inversión a largo plazo. La gente inmoviliza su capital cuando construye, por lo tanto, hay confianza en el país. Por el contrario, si hay una desconfianza, normalmente uno de los primeros sectores que se resiente es el de la construcción.

Este sector creció sostenidamente en los últimos años, y fue así que se constituyó en un nuevo motor económico, y todo indica que esta tendencia continuará. A esto se le suma el efecto multiplicador de la inversión privada, que viene en los años posteriores a la inversión pública. Cuando el Estado realiza una inversión pública, como por ejemplo una ruta, todas las propiedades que están cerca se revalorizan, esto atrae capital privado, y con la ruta llega la farmacia, el supermercado y el campo mejora el cultivo, porque la producción se puede movilizar con más facilidad.

Más noticias

Deuda con empresas viales ya afecta al empleo en el país
Deuda con empresas viales ya afecta al empleo en el país

El presidente de la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa), Ing. Paul Sarubbi, señaló que la deuda que el Estado mantiene con las empresas constructoras y que actualmente asciende a los USD 300 millones ya tiene un fuerte impacto en el empleo y se agravará a medida que se vayan paralizando obras.