Talavera Ortellado S.A.

Habilitan parcialmente el túnel de Tres Bocas para una circulación más rápida

29 Dic, 2022

Gran parte del tráfico sobre Acceso Sur ya circula a través de los dos carriles habilitados en el túnel de Tres Bocas. En paralelo a la habilitación parcial continúan los trabajos de terminación. 

Las labores de la empresa constructora Tecnoedil S.A. permitieron que el Gobierno habilite parcialmente el paso a desnivel de 600 metros que se construyó como parte de la obra de mejoramiento vial en Tres Bocas. Se trata de un tramo estratégico para los vehículos que diariamente se movilizan entre Ñemby, Fernando de la Mora, San Lorenzo y Villa Elisa. 

Francisco Recalde, coordinador de proyectos del MOPC, explicó que la habilitación parcial de un carril por sentido fue previamente planificada para brindar una vía rápida que dinamizara el tránsito mientras continúan los trabajos de terminación y obras complementarias. 

Los trabajos de terminación dentro del túnel están relacionados con el recubrimiento de paredes, sumideros y componentes de la lumínica, según detalló el ingeniero. En el nivel superior se realizan las terminaciones de veredas, barandas protectoras de hormigón, sumideros y obras complementarias que brindarán mejores condiciones para los vecinos de la zona.

Por último, resaltó que el límite de velocidad para circular por el nudo es de 40 km/h e instó a respetar las señalizaciones y evitar maniobras peligrosas, ya que Tres Bocas sigue siendo una zona de obras.

El proyecto Tres Bocas consiste en el túnel y una rotonda, y se financia con una cooperación bilateral no reembolsable entre los gobiernos de la República de China (Taiwán) y la República de Paraguay. Una vez ambas obras finalicen, la circulación intermunicipal tanto vehicular como peatonal, será más cómoda, rápida y segura.

Más noticias

Deuda con empresas viales ya afecta al empleo en el país
Deuda con empresas viales ya afecta al empleo en el país

El presidente de la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa), Ing. Paul Sarubbi, señaló que la deuda que el Estado mantiene con las empresas constructoras y que actualmente asciende a los USD 300 millones ya tiene un fuerte impacto en el empleo y se agravará a medida que se vayan paralizando obras.