Talavera Ortellado S.A.

John Deere con KUROSU & CIA. presentes en tradicional encuentro de productores

20 Ene, 2023

KUROSU & CIA. participó con una imponente presentación de soluciones maquinarias en el Día de Campo de la Cooperativa Sommerfeld. El evento se constituye en un tradicional encuentro entre productores y proveedores de insumos que tuvo lugar el jueves 19 de enero en Campo 5, Caaguazú.

KUROSU & CIA. fue uno de los principales expositores con sus equipos ideales para las distintas actividades de los clientes de la región, como la preparación de área agrícola, ganadería, movimientos de materiales, obras viales y mucho más.

En la ocasión, destacaron las afamadas palas cargadoras 444 G y 524K-II, además de una retroexcavadora 310L y una minicargadora 320G, resaltando el énfasis a la facilidad de operación y la tecnología de última generación de los equipos que garantizan una mayor productividad y control, a la par de menos costos operativos.

Otra gran novedad exhibida ha sido el grupo generador Kurosu Power Systems para cubrir la demanda de energía eléctrica con la confianza de los motores John Deere. 

Actualmente KUROSU & CIA. ofrece:

  • Generadores industriales y marinos
  • Motores industriales
  • Motores de propulsión

Todo esto se lleva adelante con el respaldo en repuestos y la asistencia técnica calificada de KUROSU & CIA. para abastecer a los clientes y brindarles una experiencia premium.

El evento contó con la presencia y acompañamiento de Fabio Rotondano, gerente de Territorio de John Deere Construcciones, quien dio realce al evento y pudo compartir novedades y experiencias con los clientes de la región. El Día de Campo de la Cooperativa Sommerfeld es una exposición de maquinarias y productos agrícolas que contó con la presencia de más de 20 empresas nacionales e internacionales.

Más noticias

Deuda con empresas viales ya afecta al empleo en el país
Deuda con empresas viales ya afecta al empleo en el país

El presidente de la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa), Ing. Paul Sarubbi, señaló que la deuda que el Estado mantiene con las empresas constructoras y que actualmente asciende a los USD 300 millones ya tiene un fuerte impacto en el empleo y se agravará a medida que se vayan paralizando obras.